Auxiliar de enfermería, formación necesaria y trabajos que desarrolla

La profesión de auxiliar de enfermería y sus funciones

El auxiliar de enfermería es un profesional de la salud que forma parte de un equipo y actúa bajo la supervisión de personal médico o diplomado en enfermería. Se encarga de proporcionar una atención básica a los pacientes, actuando también en la mejora de las condiciones sanitarias de su entorno. Eso se concreta en el trabajo de proporcionarle una serie de cuidados auxiliares, que incluyen tareas tan diversas como ayudar a la alimentación de los pacientes, asistirles si resulta necesario en el momento de vestirse o llevarles al baño si no pueden valerse por sí mismos, ordenar la ropa de la habitación o hacer las camas, encargándose del envío de las prendas sucias a lavandería.

Igualmente, si el paciente se encuentra incapacitado para moverse por sí mismo, el auxiliar de enfermería tiene la función de lavarlo directamente mientras permanece en la cama, le cambia de posición cada cierto tiempo para impedir la aparición de escaras y úlceras en su cuerpo y se encarga de darles de comer y beber de forma regular.

En relación con la parte más técnica de la profesión, los auxiliares de enfermería se ocupan de registrar algunas variables propias del paciente, como pueden ser la toma de su temperatura corporal, el pulso, la presión sanguínea o el peso, así como recoger muestras de orina para su análisis. También puede ocuparse de vender las heridas o cambiar los vendajes existentes.

El trabajo de un auxiliar de enfermería se puede llevar a cabo en hospitales y clínicas, centros de salud de diversas especialidades o a domicilio, como atención domiciliaria en la propia casa del paciente. Los sectores en los que los auxiliares de enfermería prestan sus servicios pueden ser tan variados como la atención primaria, la salud bucodental, la atención geriátrica y muchos más.

Formación y título oficial de auxiliar de enfermería

Para ejercer esta profesión en nuestro país es necesario contar con el título oficial de técnico en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE). Este título se puede conseguir tras superar los correspondientes estudios de un ciclo de Formación Profesional de Grado Medio. Para poder cursar estos estudios es necesario:

  • Contar con el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o bien otro título de carácter superior a este.

El ciclo formativo correspondiente al título oficial de técnico en cuidados auxiliares de enfermería, tiene una duración de 1400 horas y es conocido como curso de auxiliar de enfermeria, dentro de un año académico completo al que se añade otro trimestre en el que se incluyen las necesarias prácticas. Estas prácticas pueden ser desarrolladas en empresas o instituciones sanitarias, ya sean de carácter privado o público.

El curso está compuesto por una serie de módulos profesionales cuyo contenido concreto está determinado por cada una de las Comunidades Autónomas, aunque tienen todos ellos unas características muy similares. Estos módulos abarcan materias como la prestación de primeros auxilios, el apoyo psicológico al paciente/cliente, el cuidado de las necesidades de reposo, higiene y movimiento o curas y técnicas básicas de enfermería. Igualmente, se estudia el mantenimiento de la higiene en el entorno del paciente y la limpieza del material. También se incluyen módulos relacionados con una serie de operaciones administrativas y de manejo de documentación de carácter sanitario o relaciones en el entorno laboral.

Acceso a la profesión a través de la “prueba de acceso”

Existe una forma directa de entrar en la profesión, sin necesidad de cursar ese ciclo formativo, que exige aprobar la correspondiente prueba de acceso y cumplir con otros requisitos. Estos exámenes son convocados por las diferentes Comunidades Autónomas y suelen tener una periodicidad anual. La prueba cuenta con una parte de carácter teórico, que trata sobre la misma materia incluida en los diferentes módulos que componen en ciclo formativo, y con otra práctica referente a las técnicas propias de la profesión de auxiliar de enfermería. Requisito indispensable para presentarse a estas pruebas:

  • Haber cumplido 17 años o cumplirlos en el mismo año natural en el que se celebran las pruebas y que no tener los requisitos exigidos para obtener el acceso directo a los estudios de TCAE.

Por otra parte, aquellas personas que puedan aportar una experiencia laboral demostrable de al menos en el campo de la salud, no deberán examinarse de la parte científico-técnica.

Salidas profesionales y competencias del auxiliar de enfermería

Las salidas profesionales de un auxiliar de enfermería se focalizan en lugares tan diversos como centros hospitalarios públicos o privados, dispensarios y centros de primeros auxilios, clínicas geriátricas, consultas psiquiátricas, odontológicas o de cirugía estética. Por las características de su trabajo y la situación especial de ciertos pacientes es muy conveniente que el auxiliar de enfermería esté dotado de especial sensibilidad y empatía, así como una buena capacidad física para afrontar tareas que requieren fuerza y habilidad para los trabajos delicados relacionados con la higiene.